perfecta-taza-de-te

LA PREPARACIÓN DEL TÉ: LAS CINCO REGLAS DE ORO

Sin ser tan estricto como en el rito de la ceremonia del té de Japón o China, para la preparación del té en nuestros países debemos observar  unas cuantas reglas:

Mientras se hierve el agua se debe:

  1. Calentar la tetera.
    Esta operación es primordial porque la tetera, estando caliente, calentará las hojas del té, permitiéndoles liberar todo su perfume durante la infusión.
  2. Poner en el colador una cucharadita de té por taza y una más para la tetera* y colocarlo en la tetera caliente.
    Volver a tapar la tetera y dejar reposar el té durante 3 minutos aproximadamente con el fin de calentar las hojas.
  3. Verter el agua caliente sobre el té.
    El agua nunca debe haber hervido antes de verterla sobre el té. Hoy en día existen calentadores de agua eléctricos que se apagan automáticamente a la temperatura de 95ºC aproximadamente. Dependiendo del tipo de té que vamos a hacer la temperatura es diferente; Blancos (75-85ºC), Verdes (70-80ºC), Oolongs (75-95ºC dependiendo del grado de oxidación), Negro (90ºC) y Rojo (95ºC)
  4. Dejar reposar el tiempo indicado en cada té.
    El tiempo de infusión, difiere mucho de cada tipo de té y el gusto del consumidor. Coméntalo en la tienda a la hora de comprar el té. Para una idea generalizada los tiempos de infusión son; Blanco (4-6 min), Verde (1-2 min), Oolong (3-5 min y se puede reinfusionar), Negro (3 min) y Rojo (1-5 min dependiendo de la intensidad que buscamos. Se puede reinfusionar) Si no hacemos caso al tiempo de infusión, el té empezará a soltar taninos y puede llegar a ser muy amargo y astringente.  Poco tiempo de infusión es  apropiado sobre todo para el té ligero y aromático, ya que el aroma es la primera sustancia junto con la teína, que desprende al entrar en contacto con el agua.
  5. Remover y servir.
    Podríamos añadir retirar el té de la tetera con el fin de que cada uno pueda repetir sin que el té esté demasiado infusionado.

*Una más, sólo en caso de teteras de más de cuatro tazas.

te-frio

TÉ FRÍO

  1. Hacer una infusión el doble de fuerte en agua fría y dejarla reposar 8-12 horas en la nevera.
  2. Colar las hojas, remover y añadir azúcar y/o limón/naranja si lo desea.

Para disfrutar de una exquisita taza de té influye también la correcta conservación (en lugares frescos y oscuros, alejados de aromas penetrantes), la buena calidad del agua y el cariño que uno pone al prepararlo y servirlo.