Mi viaje por Yunnan, China

Yunnan China

Mi viaje por Yunnan China

La cuna del Pu Erh, el té rojo

Voy a empezar desde el principio, ya sabéis todos que soy una friqui del té. Que ya había visitado tanto Sri Lanka como Indonesia (concretamente Java y Bali) hace algunos años y siempre estaba mirando a ver si encontraba otro viaje para saciar mi sed por el té.

Una noche del otoño pasado vi un post en Facebook, uno de esos que no son tus amigos pero sí salen en tu muro… “Me han ofrecido un viaje de té por Yunnan, te podría interesar?” Salté del sofá y puse “me interesa” enseguida. Y cuando al día siguiente vi el programa me convencí aún mas, si era posible.

Al final el domingo día 19 de mayo, nos fuimos para la China. Tengo que confesar que no se mucho de China, no más de lo que vemos por la televisión, pero tenía unas ganas locas de ver como viven los Chinos del campo, si son tan trabajadores como nos venden, como es su vida familiar, sus viviendas… tantas cosas quería saber.

Lijiang

El lunes 20 a las 12h del mediodía llegamos a nuestro primer destino, Lijiang., ciudad Patrimonio de la Humanidad y capital de la etnia naxi. Está en el suroeste de la provincia de Yunnan, a una altura de 2400 metros.

Después de una comida en un restaurante temático de las caravanas del té, nos llevaron a nuestro primer hotel. Estaba en una de las tres ciudades viejas dentro de Lijiang, Da Yen. Era como entrar en una película china de hace 100 años, si lo hubieras visto, muy bonito, lleno de calles, canales y casas de madera con tejados curvados… plazas y callejones, y millones de tiendas de té! Y una vida nocturna sin sombra con cualquier ciudad/pueblo de España.

Desde el primer minuto estábamos catando tés al estilo Gong Fu, empezamos con pu’erh crudo y cocido, joven y añejo. Vaya diferencia con los que había probado en occidente…

Lidia preparando una cata gong fu
Lidia sirviendonos un té de la forma Gong Fu

 

Vimos mucha cultura referente a los naxis, bailes regionales, visitamos el mayor mercado local, vimos un monasterio que estaba justo delante de nuestro hotel y entre cada cosa, unas tacitas de té. Estaba en el séptimo cielo.

Baisha

Antes de dejar la provincia nos paramos en Baisha, el pueblo más antiguo de Lijicang y nombrado patrimonio mundial de la Unesco. Allí visitamos una fabrica de bordados, las señoras podrían pasar 2-3 hasta 7 años con un bordado, impresionante! Vimos muchísimos novios por las calles, y nos explicó Lidia, nuestra guía, que vienen a Baisha para sus fotos de boda. Encontramos a una profesora de español de otra provincia y estuvimos fotografiándonos con ella. Y pudimos tomar una taza de café bien hecha de Yunnan en una cafetería súper acogedora, Mao Café&Bar.

Nos pusimos cómodos en el coche, nos esperaba unas horas de viaje para entrar en la provincia de Dali, no confundirse con Dalí…, y paramos en otro pueblo antiguo, Shaxi. Allí encontramos a otra etnia; los Bai, la mas grande en Dali.

Shaxi

Shaxi es un ejemplos de planimetrí­a rural china en buen estado que se puede disfrutar en cierta soledad. Sus calles van a dar a una plaza del mercado en la que aún se escuchan las campanitas y cascabeles; que traían consigo todas esas caravanas que comerciaban con productos. Es el único mercado original que queda en la ruta del té y los caballos de Yunnan hasta Tíbet e India.

En la plaza del Mercado, se encuentra un teatro al aire libre que lo llaman Sāncénglóu (el Teatro de las Tres Terrazas); cuenta con un delicado escenario que puede verse en pocos lugares del país.

Sāncénglóu (el Teatro de las Tres Terrazas)
Sāncénglóu (el Teatro de las Tres Terrazas), Shaxi, Dali, Yunnan China

Y me salía mi alma sueca cuando nos contaron que Shaxi fue “descubierto” por unos suecos, que trabajaron mucho para la conservación del pueblo, para que se quedara lo mas genuino posible. Gracias a ellos, nos dijo, el pueblo estaba tan bonita.

Allí pasamos una noche, sumergiéndonos en las calles; vimos los caballos de Yunnan, los que iban en las caravanas, pequeños pero muy fuertes; visitamos una destilería, comimos por supuesto y bebimos más tés… En Shaxi probamos tés blanco de Fujian (el más conocido por nosotros) y de Yunnan y también un té verde de Guizhou, la provincia colindante a Yunnan. Fue tan interesante el té que lo compre aunque me había prometido solamente comprar diferentes tés de Yunnan. Se llama Té Blanco!!! Cheng Bai Cha tipo Anji pero hecho en Guizhou…

La mañana siguiente nos pusimos a plantar arroz, si, lo habéis leído bien; allí nos veríais plantando arroz con los pies sumergidos en el agua. Y tengo que ser sincera, no lo hicimos muy bien, pero quien lo podría hacer con una profesional a lado.

Una vez que sentimos que habíamos hecho nuestra labor, nos fuimos a la capital, Dali.

Dali

Al llegar comimos en una granja orgánica en el medio de una zona bastante industrial, eso sí que fue un flash, pero la comida era fantástica. Nuestro hotel, en la ciudad vieja de Dali, era de los mismos dueños de la granja. De ensueño!

La historia cuenta que era una de las puertas de entrada en la ruta de la seda del sudeste chino; datado sobre el año 1382.

Nos perdimos por las calles de Dali, eso sí, después de tener otra cata, esta vez del Oolong. Fuimos a cenar y sumergirnos en el ambiente de la calle. Orientarse es muy fácil, ya que está cruzada por dos grandes calles que unen las puertas Norte-Sur, y Este – Oeste.

Las calles más famosas son la Fuxing Road y la  Foreigner Street, arquitectónicamente hablando son preciosas y están muy bien conservadas. De hecho, esta ciudad antigua es única, ya que la mayoría de edificios (incluidos hoteles) respetan la arquitectura típica Bai. Formada por tres edificios que forman una U, con un patio en su interior.

Podría ser la hermana pequeña de Lijiang, pero quizá más auténtica…

Alrededores de Lincang

La mañana siguiente y antes de salir hacia Lincang, que lo llaman el almacén del té del mundo, nuestra última parada, tuvimos una cata de tés negros unos secados al horno y otros al sol.

Fábrica de Té en Tenglong
Fábrica de Té en Tenglong

Tenglong

Se había hecho de noche cuando llegamos a Tenglong, un pueblo cerca de Lincang, y una fabrica de té. La sensación de pisar una plantación de té en China fue, no sé como explicarlo; no tiene nada que ver con las plantaciones y fabricas que había visto antes; y creo que Yunnan es muy especial, porque la mayoría de sus plantaciones son de árboles de té, no arbustos. Y ellos trabajan mayoritariamente con la Camelia Sinensis Assamica, la planta con las hojas muy grandes.

Hojas maduras de Camelia Sinensis Assamica Hojas y brote del Camelia Sinensis Assamica

Esta fabrica que su té tiene la marca de Shiyunhao. Era una empresa de 8 amigos que habían comprado el terreno y poco a poco se iban construyendo los edificios y almacenes que necesitaban. Lidia nuestra guía había ido a verles durante los últimos 6 años y nos dijo que cada vez que venía tenían algo nuevo que enseñarla.

Cenamos antes de ir a dormir porque habíamos quedado para dar un paseo por el pueblo a las 7 de la mañana. En Lincang la etnia mayor son los Lahu, y el pueblo que vimos eran todos Lahu’s.

Proceso de fabricación del té, Mao Cha, la base del Pu Erh

Proceso de Mao ChaPasamos dos noches en la fabrica y allí otra vez nos pusimos a trabajar, esta vez no era plantando arroz, sino recolectar té para después poder hacer la primera parte del proceso de fabricación del té rojo, el pu’er. Que experiencia, primero recolectar… mientras que yo recolectaba 10 brotes, nuestra amiga de la fabrica llevaba 50, y eso sin estar en temporada que es cuando más brotes hay… Hicimos el marchitado, la fijación en wok, el enrulado a mano y después lo pusimos a secar. Como el té no iba a estar hasta el día siguiente por la tarde, no lo pudimos llevar pero hicimos una cata de unas hojas sin secar y era riquisssssssimo! (Que esperabais que iba a escribir?)

Visitamos también un pueblo completamente dedicado a la cerámica. Y probamos con el torno pero ninguno de nosotros éramos especialmente hábiles para ese trabajo…

Meng Ku

Nuestro viaje después nos llevó a nuestro último destino, Meng Ku, también en la provincia de Lincang. En el camino nos paramos en el pueblo de Panuo, donde pudimos ver unos arboles de té muy distintos, los llamaban “rectangulares”.

Arbol Rey de Bing Dao, Lincang
Arbol Rey de Bing Dao, Lincang, Yunnan China

Era el mismo árbol de siempre pero lo recolectaban de una forma distinta. Siempre dejaban el brote al final de la rama y así se alargaban, hacía que la forma del árbol fuese más cuadrado y de esa manera ellos pensaban que la luz y el aire llegaba mejor a las hoja y le daba un sabor distinto al té.

Al llegar a Meng Ku, empezábamos, como no, con una cata de té. Allí conocimos a cuatro hermanos que habían crecido y mamado el té desde niños ya que sus padres tenían una plantación de árboles de té. Pasamos con ellos unos días maravillosos, visitando varios montes de té, con los arboles de pu’er.

Montañas alrededor de Meng Ku

Visitamos Bing Dao, el monte con el pu’er más caro del mundo. Nos contaban que un kilo de té pu erh, de un solo arbol podría costar unos 10500€ y no os cuento cuanto puede ser si las hojas eran del Arbol Rey, a la derecha…. También visitamos Mo Lie , el hermano menor de Bing Dao, que es un pueblecito de 10 familias de la etnia Lahu; y Dong Guo que es la montaña de los hermanos. Y hay que decir que el té de cada montaña tenía unos sabores y aromas distintos!!

Plantación de Oolong

Plantación Oolong en Shuang Jing, Cloud Top Nest Tea Estate
Plantación Oolong en Shuang Jing, Cloud Top Nest Tea Estate

También tuvimos la oportunidad de visitar una plantación de Oolong en Shuang Jing, Cloud Top Nest Tea Estate. Allí nos contaron sobre su producción de Oriental Beauty. Oriental Beauty es un oolong originario de Taiwán, que tiene que ser picado por un insecto, para qusalga.Plantación Oolong en Shuang Jing, Cloud Top Nest Tea Estate

Esta plantación, la más grande de las plantaciones orgánicos de Oolong del mundo, han traído sus plantas desde Taiwán. Y utilizan las técnicas para el proceso de fabricación de Taiwán.

El Oolong se recolecta en cada estación; para el Oriental Beauty, la recolecta es la mejor la del verano, ya que hay mas bichos en el verano… Las demás estaciones se recolecta para los oolongs normales. También os tengo que contar que el Oolong de Yunnan está hecho de Camelia Sinensis Sinensis, la hoja pequeña. También tienen una pequeña producción de té negro.

Su marca de té es Scene Scent Tea. Lo podéis encontrar en internet, si no en otro sitio, lo encontráis en Alibaba, con quien tienen una estrecha colaboración.

Senderismo por los montes de China…

Otra actividad de nuestro maravilloso viaje fue hacer senderismo por el bosque Daxushan, en otra de las montañas cercanas; y nos encaminamos en busca del árbol de té salvaje más antiguo que han encontrado hasta el momento. Después de haber andado y andado y subido y subido lo descubrimos; 2700 años de edad, de pronto una se siente bastante joven!! El árbol se encontraba a una altura de 2700 metros. Nadie de nosotros habíamos pensado en llevar comida al salir, así que cuando llegamos a nuestra meta, el árbol, y con un hambre ferroz; nuestros compañeros chinos sacan comida, típica de senderismo allí, tres tipos de arroz con carne seca, no sabéis bien como lo agradecimos todos.

Vistas Yunnan China Abrazando el arbol salvaje de té más antiguo de Yunnan Arbol silvestre camelia sinensis assamica yunnan

La primera foto son vistas desde el bosque de Daxushan, la segunda abrazando el arbol silvestre más antiguo, y el último la copa del mismo arbol

Para finalizar…

Y por desgracia finalizaba nuestro viaje por las laderas de Yunnan. Si alguien tiene la posibilidad de visitar esta zona, lo recomiendo de corazón. Los chinos son súper agradables, hospitalarios, agradecidos porque habíamos hecho tantos kms para venir a verles a ellos; pero eso sí, poco ingles por esas laderas, un guía es la salvación.

A parte de todo lo que hemos visto y aprendido del mundo del té, China me parece un pais fascinante,  y eso siendo una sueca perdido por Simancas….

 

2 comentarios de “Mi viaje por Yunnan, China

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.